Ecología y efectos medioambientales

Gestión de materiales

Un uso eficiente de los recursos no solo protege el clima y el medioambiente, sino que también nos aporta ventajas desde el punto de vista económico. La mayor parte de las tareas relacionadas con la fabricación de nuestras soluciones de envasado tiene que ver con el material. Ya solo por eso, merece totalmente la pena utilizarlo de forma responsable.
Estructura de gastos
2015 2016 2017 2018
Compra de materiales 57,1 % 54,3 % 54,9 % 56,0 %
Gastos de personal 14,4 % 15,5 % 14,9 % 14,5 %
Equipamiento de producción/infraestructura 7,3 % 8,5 % 8,8 % 8,6 %
Energía 4,8 % 4,8 % 4,6 % 4,4 %
Transporte y embalaje secundario 4,8 % 5,0 % 4,8 % 4,8 %
Mantenimiento 3,6 % 3,8 % 3,6 % 3,4 %
Otros 8,0 % 8,1 % 8,4 % 8,3 %

Adquirimos productos nuevos en todo el mundo. Para ello, intentamos operar con un enfoque lo más regional posible, es decir, que damos preferencia a los proveedores de material cercanos a la fábrica. Obtenemos los materiales reciclados tanto de proveedores de material como de nuestras propias plantas de reciclaje de PET.

En los años comprendidos entre 2015 y 2018, nuestro consumo de material para la generación directa de los envases de plástico de ALPLA ha aumentado un 12 %. En 2018, se empleó un total de 2 165 215 toneladas de plástico. En esta cifra también están incluidos los plásticos derivados de materias primas renovables; el porcentaje de estos materiales de base biológica fue del 1,2 %.

Consumo de material según el tipo de plástico

El consumo de material según el tipo de plástico apenas ha variado de 2015 a 2018 respecto a los años anteriores. Como siempre, trabajamos principalmente con PET (57 %) y HDPE (36 %). En este contexto, los materiales reciclados tienen una proporción del 11 % en el caso del rPET, y del 4 % en el caso del rHDPE. Nuestra mezcla de materiales tiene una menor proporción de PP (7,0 %) y LDPE (0,3 %).

 

El empleo de masterbatches (granulados de color) y otros aditivos representa en ALPLA una proporción de tan solo el 0,8 % del consumo total de material. Estos aditivos modifican las propiedades de los plásticos empleados: dan a las botellas el color deseado, refuerzan su función protectora (p. ej., como barrera de oxígeno) o las hacen más resistentes a agentes externos (p. ej., a los rayos ultravioletas).

Material reciclado

El porcentaje de material reciclado ha aumentado considerablemente en el periodo de tiempo al que se refiere el informe. En 2016, la cantidad fue de 90 000 toneladas (PET y HDPE reciclados), un 6 % del total de los materiales empleados. En 2018, utilizamos 122 000 toneladas de PET reciclado, lo que supone el 12,7 % del consumo total de PET. En 2018, en el caso del HDPE reciclado la cantidad fue de 26 000 toneladas; es decir, un 4,3 %. En total, la cantidad de material reciclado en 2018 fue de 150 000 toneladas, un 9 % si lo expresamos en tantos por ciento.

Plásticos derivados de materias primas renovables

Los plásticos convencionales se fabrican a partir de petróleo; es decir, de una materia prima fósil no renovable. Sin embargo, ALPLA cuenta desde hace muchos años con conocimientos y experiencia en el procesamiento de materias alternativas como el “plant PET” (Coca-Cola) o el “green PE” (Braskem). En colaboración con clientes y socios, ALPLA se implica totalmente en el desarrollo de materiales hasta lograr su viabilidad comercial. Desde 2013, ALPLA forma parte de un consorcio internacional que trabaja para desarrollar PEF (furanoato de polietileno) completamente a partir de materias primas vegetales. En 2018, ALPLA introdujo en el mercado cápsulas de café hechas a partir de “golden compound green”. Este material de base biológica con fibras naturales procedentes de cáscaras de pipas de girasol se puede compostar en casa.

Muchos materiales alternativos presentan características excelentes. Como han demostrado trabajos de investigación y pruebas con PEF, la barrera de oxígeno de este material es diez veces mayor que la del PET. Además, el PEF se recicla con mucha facilidad. El reciclaje es precisamente un factor de éxito central para los nuevos plásticos. En el futuro, deberán cumplirse unos altos índices de reciclaje en virtud de las disposiciones legales de la Unión Europea. Los envases de bebida deberán fabricarse con un porcentaje de material reciclado del 30 % para 2030 aproximadamente. Esta norma puede ser el principio de la entrada y la penetración en el mercado de nuevos materiales. Se necesitan regulaciones lógicas y premeditadas para no poner en riesgo los esfuerzos realizados y los resultados conseguidos hasta ahora.