Ecología y efectos medioambientales

Emisiones de gases con efecto invernadero

Nuestra producción, los materiales de servicio, el transporte de nuestros productos, el embalaje y nuestra plantilla generan emisiones de dióxido de carbono (CO2) y otros gases de efecto invernadero.

Desde 2007, elevamos sistemáticamente las emisiones ligadas al consumo eléctrico de ALPLA. Estos datos nos sirven como base para elaborar medidas estratégicas para reducir y compensar las emisiones que no se puedan evitar. Como magnitud se emplea la llamada huella de CO2 o huella de carbono (carbon footprint). Esta incluye, además del dióxido de carbono, otros gases de efecto invernadero que se traducen en determinadas cantidades de CO2 en función de su potencial de calentamiento global.

 

EL CALENTAMIENTO GLOBAL AVANZA RÁPIDAMENTE CON CONSECUENCIAS EXTREMAS PARA EL SER HUMANO Y LA NATURALEZA. TENEMOS QUE ACTUAR YA.

Linda Mauksch, directora de sostenibilidad

Reducir nuestras emisiones absolutas de CO2 (alcances 1, 2 y 3) un 10 % con respecto a 2018 para 2022.

Al calcular nuestro balance de emisiones, nos centramos en las emisiones indirectas por generación de energía (alcance 2). Estas son todas las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por la generación de corriente eléctrica y calor fuera de nuestra empresa. Desde 2018, también se cuenta el alcance 1 (emisiones directas causadas por la combustión de combustibles fósiles en la empresa —en ALPLA, p. ej., parque móvil y refrigerantes—) y el alcance 3 (p. ej., emisiones indirectas por la fabricación de materiales de aprovisionamiento externo —en ALPLA, p. ej., plásticos utilizados, infraestructura informática o viajes de trabajo—).

Emisiones de alcance 1 y alcance 3


En el marco de la “Klimaneutralitätsbündnis 2025” (alianza por la neutralidad climática 2025) y desde 2018, hacemos que las emisiones de alcance 1 y alcance 3 que registramos en la central de Hard y en la sede de Fußach sean neutrales desde el punto de vista climático (enlace).

Administrar todas las sedes austriacas de forma completamente neutral desde el punto de vista climático para 2020.

Reducción de las emisiones

Para obtener datos comparables para todo el grupo empresarial, contrastamos las emisiones generadas y el material empleado. La magnitud obtenida se denomina “equivalente de CO2 específico por tonelada de material (t de eq. de CO2/t de material)”. En 2015, ALPLA generó una emisión de CO2 de 0,44 toneladas por tonelada de material; en 2018, la cifra fue de 0,45 toneladas por tonelada de material. El ligero aumento de las emisiones se debe al crecimiento en países con un mix energético intensivo en CO2.

 

En el marco del Carbon Disclosure Project (CDP), publicamos anualmente nuestros datos relevantes desde el punto de vista climático, como el consumo de energía y agua o las emisiones de CO2 derivadas de nuestra producción.

Mejorar nuestra puntuación dentro del CDP y alcanzar un liderazgo de nivel “A” para 2022.